Aprendamos de Hashem..

La Torá nos dice:

"No tomarás venganza y no guardarás rencor a los miembros de tu pueblo, amarás a tu prójimo como a ti mismo, yo soy Hashem".

La frase final, "Yo soy Hashem", es la explicación del versículo.

Cada persona le falla muchísimas veces a Hashem, no logrando así cumplir con que El espera de nosotros, el pueblo de Am Israel.

Sin embargo, Hashem continúa, a través de su bondad y jesed sosteniendo a los seres vivos día a día... incluyendo sus criaturas humanas defectuosas y erróneas.

No hay duda de que Hashem juzga al hombre con exactitud perfecta, pero incluso en esa luz tan clara, Él todavía encuentra espacio para jesed.

Nosotros quienes lo que vemos y como juzgamos a los demás, está muy lejos de la perfección, no tenemos excusas para castigar lo que percibimos con nuestra falta de bondad y de buscar juzgar para bien.

El Yehudi debe de aprender de Hashem: la bondad debe fluir en un flujo constante, no en gotas dosificadas.

United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.