Historia real....

En la época del Jafetz Jaim en Polonia, el anitisemitismo se hacía cada día más notorio y peligroso. Ya no era seguro para los Yehudim ingresar a hospitales locales, y los médicos yehudim estaba siendo expulsados de la profesión.

El Jafetz Jaim, junto con otros líderes de la época, organizaron una reunión para comenzar un hospital para yehudim que ayudara a las necesidades de la comunidad.

Los líderes calcularon que 250 camas serían las necesitarías para el hospital. Uno de los hombres más ricos de la ciudad se levantó y dijo: “Yo dono doce camas.” Y no sintió mucho “aplausos” de parte de los que escucharon. Esto lo puso bravo, y se volteó con un abrej pobre que dedicaba su vida al estudio de la Tora, y le preguntó en voz alta y tono burlón: “¿¡Y cuántas camas vas a dar tu!?”

A lo que el Jafetz Jaim le respondió: “Tu donación fue muy generosa y muy apreciada, pero quiero que sepas que gracias a este joven y su estudio no se necesitarán diez veces más camas de las que pensamos poner.”

Uno puede estar orgulloso de su dinero y de lo que su dinero puede lograr, pero nunca puede olvidar la verdadera razón de porque hay dinero o cualquier cosa en este mundo. Y cuando lo piense y lo entienda de corazón, con la ayuda de Hashem se le quitará ese orgullo.

United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.