“No engañarás a tu prójimo”

Es muy delicado si la persona que debe dinero, tiene el dinero para pagarlo pero se niega a desprenderse de él.

Si es un hombre fuerte, físicamente imponente, puede creer que el que prestó el dinero tendrá miedo de enfrentarse a el para cobrarle. Al suceder esto, el prestamista está violando una prohibición de la Torá: “No engañarás a tu prójimo”. Esto es cierto ya sea que el dinero sea de un préstamo o un pago de servicios, en cualquiera de los casos, alguien que usa este tipo de intimidación para no pagar algo que se debe cae en esta prohibición de La Torá.

United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.