El verdadero valor de un préstamo y la tzedaka...

El valor del préstamo o tzedaka no está definido por el monto de dinero que se dio.

El Jafetz Jaim cita las palabras de Avot D'Rabbi Natan:

“Si una persona le da a sus amigos todos los regalos del mundo, pero su cara está enojada, es como si él no le hubiera dado nada”.

La actitud con la cual se da la caridad o el préstamo será la que determine su verdadero valor.

Citando más adelante de la misma fuente el Jafetz Jaim agrega:

“Alguien que recibe a un amigo con una expresión agradable, incluso si él no le da nada, es como si él le hubiera dado los mejores regalos del mundo”.

De estas dos citas, es evidente que el dinero que se da con desprecio no sirve de nada. También está claro que si uno en ese momento realmente no puede dar tzedaka o hacer el préstamo, aún puede dar un regalo invaluable, tratando al peticionario con compasión y cariño.

Tarea para hoy...

La próxima vez que alguien con quien tengo dentro de mi, sentimientos negativos, necesite algún tipo de ayuda, trataré de ofrecer mi ayuda en lo que sea posible.

Aprendamos de Hashem..

La Torá nos dice:

"No tomarás venganza y no guardarás rencor a los miembros de tu pueblo, amarás a tu prójimo como a ti mismo, yo soy Hashem".

La frase final, "Yo soy Hashem", es la explicación del versículo.

Cada persona le falla muchísimas veces a Hashem, no logrando así cumplir con que El espera de nosotros, el pueblo de Am Israel.

Sin embargo, Hashem continúa, a través de su bondad y jesed sosteniendo a los seres vivos día a día... incluyendo sus criaturas humanas defectuosas y erróneas.

No hay duda de que Hashem juzga al hombre con exactitud perfecta, pero incluso en esa luz tan clara, Él todavía encuentra espacio para jesed.

Nosotros quienes lo que vemos y como juzgamos a los demás, está muy lejos de la perfección, no tenemos excusas para castigar lo que percibimos con nuestra falta de bondad y de buscar juzgar para bien.

El Yehudi debe de aprender de Hashem: la bondad debe fluir en un flujo constante, no en gotas dosificadas.

No tomarás venganza...

El Jafetz Jaim examina una razón más por la que las personas se resisten a prestar sus posesiones a otros, y eso es animosidad.

Si la persona que está en la puerta es alguien hacia quien uno tiene sentimientos negativos, la tentación de negar su pedido es grandiosa. "No le debo nada" es a menudo la frase que suena en la mente de las personas.

A esto, la Torá responde:

"No tomarás venganza y no guardarás rencor a los miembros de tu pueblo, amarás a tu prójimo como a ti mismo, yo soy Hashem".

Lo que es prestar un libro de Torá...

De todos los objetos que uno puede prestar a alguien, hay uno que se destaca del resto, un libro con el que la otra persona puede aprender Torá. 

Este acto de jesed trae beneficios que van más allá de este mundo, trayendo al que lo presta a la vez una herramienta tangible para el aquí y el ahora, y un mérito eterno para siempre.

El Tehilim se refiere a este particular acto de bondad cuando dice: "La riqueza y las riquezas están en su casa y su caridad perdura para siempre".

La persona que posee estas grandes riquezas es una que hace libros de Torá y se los presta a otros.

Prestar un libro de Torá se eleva al nivel de apoyar el aprendizaje de la Torá, una potente mitzvá que abre la puerta a una inmensa fuente de recompensas y bendiciones.

United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.